La contaminación

La contaminación

La contaminación es todo aquello que produce cambios perjudiciales en el hábitat.
Los seres humanos podemos contaminar la tierra, el aire, el agua y en general, nuestro planeta. También existe otra contaminación: la producida por el exceso de ruido.

contaminacion

      La contaminación de la tierra. Las basuras que tiramos pueden contaminar los lugares donde vivimos.
Por ejemplo, los aceites, las pinturas y las gasolinas contaminan. Esta contaminación puede afectar a los seres humanos que allí viven, y lo que es más importante, a los animales y las plantas del lugar.


contaminacion-aire
      La contaminación del aire. Las fábricas, las calefacciones y los automóviles lanzan a la atmósfera substancias nocivas que contaminan el aire y provocan enfermedades respiratorias y alergias.
Algunas de estas substancias se transforman en otras más perjudiciales que caen a la tierra con la lluvia y producen lo que se llama lluvia ácida que destruye la vegetación y estropea las piedras de los monumentos.


contaminacion-agua

      La contaminación del agua. Utilizamos de manera incorrecta los ríos, los lagos y los mares, como si fueran basureros.
Los combustibles de los barcos y otras substancias perjudiciales provocan la muerte de muchos seres vivos que viven en el agua y destruyen su ecosistema.
Hay ríos que corren bajo tierra, llamados ríos subterráneos que también se pueden contaminar. Esta agua no se podrá utilizar para el consumo humano ni de otros seres vivos.



      La contaminación acústica. Es aquella que está provocada por el exceso de ruido. Puede hacernos mucho daño. Puede provocar dolor de cabeza, problemas nerviosos o impedir dormir. Incluso puede llegar a rompernos el tímpano o dejarnos sordos.
Hay ruidos que podemos evitar o intentar reducir, como por ejemplo el provocado por las bocinas de los coches, el estrépito de las motos o los televisores y radios con un volumen excesivo.