Principal ] Arriba ]

 

Planetas interiores.

 

Los planetas interiores son rocosos, su tamaño es relativamente pequeño y tienen pocos satélites. Son: 

Mercurio, Venus, Tierra, Marte

Mercurio

 Es el planeta más cercano al Sol; no tiene atmósfera. No tiene ningún satélite.
Los romanos le pusieron el nombre del mensajero de los dioses porque se movía más rápido que los demás planetas. Da la vuelta al Sol en menos de tres meses.

 

Venus

Su tamaño es casi igual al de la Tierra. Su atmósfera es muy espesa y la temperatura es muy alta. No tiene satélites.
Venus tiene muchos volcanes.
 En Venus también hay cráteres de los impactos de los meteoritos. Sólo de los grandes, porque los pequeños se deshacen en la espesa atmósfera.

 

Tierra

Es el llamado planeta azul. Posee agua y una atmósfera con oxígeno.
Es nuestro planeta y el único habitado. La Tierra es el mayor de los planetas rocosos. Eso hace que pueda retener una capa de gases, la atmósfera, que dispersa la luz y absorbe calor. De día evita que la Tierra se caliente demasiado y, de noche, que se enfríe. Siete de cada diez partes de su superficie están cubiertas de agua. Los mares y océanos también ayudan a regular la temperatura. El agua que se evapora forma nubes y cae en forma de lluvia o nieve, formando ríos y lagos.

Marte

Es el cuarto planeta del Sistema Solar. Conocido como el planeta rojo por sus tonos rosados. Los estudios demuestran que Marte tuvo una atmósfera más compacta, con nubes y precipitaciones que formaban ríos. Sobre la superficie se adivinan surcos, islas y costas. En las condiciones actuales, Marte es estéril, no puede tener vida.