Foca monje

Foca monje

La foca monje o también llamada foca fraile mediterránea, es un mamífero que se encuentra en peligro de extinción. Antiguamente se podían ver ejemplares por toda la zona mediterránea, pero cada vez es más difícil encontrar grupos numerosos.

Características físicas

foca-monje
La foca monje del Mediterráneo tiene el cuerpo robusto, la cabeza redondeada y las extremidades cortas y provistas de unas uñas de reducido tamaño.

El pelaje es oscuro (de color gris o marrón) en las partes superiores y blanquecino en el vientre. La coloración suele variar en un mismo individuo con la edad. En general, los recién nacidos y los machos dominantes suelen ser prácticamente negros, aunque algo manchados de blanco por debajo.


Alimentación

La dieta está compuesta principalmente de peces y moluscos. Esta foca visita con frecuencia las redes de pesca en busca de alimento, lo que provoca numerosos conflictos con los pescadores.


Reproducción

foca-monje
Únicamente se reproduce en las cuevas donde no puede ser molestada por el hombre. Las colonias de cría están dirigidas por un macho adulto de gran tamaño.

La gestación dura diez meses y los partos van teniendo lugar a lo largo de gran parte del año. Cada hembra pare una solitaria cría, a la que amamanta durante cerca de tres meses. La pequeña foca acompaña a su madre fuera de la gruta a los pocos días de vida.


¿Dónde viven?

donde-vive-foca-monaje
Normalmente se encuentra en áreas costeras de difícil acceso y alejadas de la presencia humana.
A menudo se agrupa junto a otras y busca refugio en las grutas marinas, cuyas entradas se encuentran bajo el agua.


En el pasado, cuando sus poblaciones eran más numerosas, también ocupaba las playas de arena.
Antiguamente se distribuía, en nuestras aguas, por todo el litoral mediterráneo y canario. Las poblaciones españolas han ido desapareciendo, de modo que en este momento únicamente es posible localizar a un par de individuos en las Islas Chafarinas.


Costumbres

Algunos animales, como las orcas o los tiburones de mayor tamaño, pueden predar sobre ella, pero su principal amenaza es el hombre: caza ilegal, accidentes con las redes de pesca o las embarcaciones, contaminación del hábitat... Es una de las especies más amenazadas de todo el mundo.
foca-monje-espana Esta especie puede descansar o alimentarse a cualquier hora del día, aunque prefiere las horas sin luz. Cuando sale a pescar, apenas se aleja de la costa y sólo nada mar adentro en contadas ocasiones.


Más información

Actualmente existe un proyecto para la conservación de la foca monje cuyo objetivo es proteger y favorecer la recuperación de la colonia en el Mediterráneo.