Fiestas históricas

Fiestas históricas

Éstas son las fiestas más importantes en conmemoración de algún acontecimiento histórico que se realizan en nuestra provincia:

Moros y cristianos de Alcoy

La fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy, declarada de “interés turístico internacional” arranca de muy lejos. La esencia de su celebración viene con las cabalgadas del rey Jaime I y los ataques e incursiones del caudillo Al-Azraq , señor de Gallinera y de Alcalá.

alcoy-moros
moros-cristianos-alcoi
En la primavera de 1276 Al-Azraq ataca la reducida villa alcoyana .Los “alcodianos” solicitan al rey ayuda y éste envía desde Játiva cuarenta caballeros que llegan tarde en su auxilio. Imploran la protección del santo romano, Jorge de Capadocia, protector de los cristianos en sus luchas contra el Islam.

La tradición sostiene que todo ocurre en la amanecida del 23 de abril. Los alcoyanos vencen y Al-Azraq muere. Este hecho es atribuido a la intervención divina y a la protección eficaz del mártir. Los alcoyanos prometen guardar fiesta, levantarle un templo, tenerle como patrono de por vida y celebrar esta victoria .
alcoy-fiestas
moros-cristianos-alcoy


Así nace el culto a San Jorge. La fiesta alcanza cotas de participación popular, lujo y realidad histórica realmente asombrosas, teniendo como escenario la calle y el centro de la ciudad. Sus “entradas” celebradas ambas en la mañana y tarde del día 22 de abril cuentan con la presencia de miles de visitantes y turistas. Siete toneladas de pólvora se consumen anualmente en una jornada inaudita conocida como “día del alardo”, con el uso del arcabuz y el “trabuc”, como remedio de viejas tradiciones.

San Jordiet es un niño de escasos años, representa al gran mártir de la cristiandad. La fiesta alcoyana se adorna con estas características: la encarnación, en la figura del niño, del propio patrono de la ciudad.

 

El Tractat d'Almizra

Desde 1976, en Campo de Mirra, lugar histórico de encuentros, se celebra al aire libre, a la sombra de la torre parroquial, a finales del mes de agosto, una representación teatral basada en la circunstancia histórica del célebre tratado entre el rey Jaime I, monarca de Valencia y Aragón, y el entonces príncipe de Castilla Alfonso X.

El hecho es que todo el pueblo participa en la representación, interviniendo como actores más de cincuenta personas, todas ellas vecinas de la población, que apenas supera los quinientos habitantes.

fiesta-mirra
almizra
La obra se presenta en versión bilingüe y se le ha dotado de un vestuario apropiado, con un singular montaje escénico, sonido y ambiente musical, diseño artístico y coreografía. Este acontecimiento se convierte por su interés y por la notoria participación, en una auténtica fiesta.

 

El desembarco moro en Villajoyosa

Villajoyosa, importante población a orillas del Mediterráneo, no pudo estar exenta de los ataques y las incursiones corsarias y berberiscas. La mañana del 29 de julio de 1538, sus habitantes descubrieron la presencia en su bahía de treinta galeones y cuatro galeras al mando del corsario Zalé Arráez. En justicia de Villajoyosa y el virrey de Valencia reclaman con presteza el auxilio de la tropa de guarnición en Alcoy y el mismo día se desencadena la batalla y el copioso desembarco de los atacantes.

la-vila
desembarco-vila
La defensa de los “vileros” es angustiosa y cuentan las viejas crónicas que cuando están a punto de desfallecer se invoca a la santa del día, Marta de Betania, al tiempo que se forma una tempestad en el mar que obliga a los berbenicos a retirar su asedio. Aquí está el origen histórico y religioso de la fiesta. La fiesta de Villajoyosa es peculiar precisamente por el mar, el desembarco está conceptuado como el acto cumbre por excelencia y toda la fiesta gira en orno de este espectáculo.