Fiestas varias

Fiestas de la provincia de Alicante

Éstas son algunas de las fiestas más destacadas de la provincia de Alicante:

Hogueras de San Juan en Alicante

Las Hogueras se 'plantaron' por primera vez en 1928, pero desde mucho antes Alicante quemaba enseres y ajuares inservibles, leños y troncos en la noche mágica del 24 de junio. Fue en ese año cuando se alzaron con sentido artístico e irónico a la vez las diez primeras hogueras que estuvieron en pie dos días completos.

Desde entonces 'Les Fogueres' han ido aumentando en calidad y número. Se instituye la Comisión Gestora. Aparecen las Barracas como centros de reunión y diversión, baile y actividad festiva.

hogueras-de-alicante
hogueras-san-juan

Las hogueras de Alicante se celebran del 20 al 24 de Junio, y durante esos días las bandas de música, los pasacalles, las mascletás y en general el ambiente festivo hace de ella una fiesta única y artística.

La gastronomía local surge con fuerza, la 'Coca amb tonyina' y 'Les bacores', con el riego generoso del 'vi de la Condomina'. La fiesta se hace amplia y popular. Se multiplican los actos, ofrenda de flores a la patrona, desfiles, cosos multicolores, etc. La exaltación de la mujer que en Alicante recibe el nombre de 'Bellea del Foc'.

Foguerers y barraquers, escenográfos, pintores, cartelistas y grafistas, escultores, arquitectos incluso, culminan sus obras y crean monumentos con toda su ilusión que serán admirados por toda la gente antes de la noche del 24 de Junio, en la que arderán.

fogueres
hogueras-alicante

 

Bailes y trajes típicos: 'Les dançaes'

Un pueblo que no baila, que no danza, no sabe lo que es una fiesta y una diversión. Más de cincuenta danzas diferentes se conocen en nuestra provincia, y junto a ellas se desarrolla una amplia coreografía por la belleza plática de los trajes femeninos, coloristas y plurales, y por la severidad del atuendo del “bailaor” Pero sin duda alguna, la “danseta” con dulzaina y tamboril, es la expresión bailable más genuinamente alicantina, ya que es raro el lugar, el pueblo en que, con pequeñas diferencias, no se bailaba y se baila hoy. Es el verdadero baile de Alicante. Esta es una provincia, una comunidad “ballaora i dançaora”, puesto que la danza es un poco el modo y la manera de ser de los alicantinos.

dancaes
dansaes

La variedad de movimientos, la pluralidad de trajes, tanto femeninos como los propios de mozos, se advierte en Castalla, Alicante o la propia Ibi. En nuestra provincia, plisados y toquillas, pañoletas y lazadas, muestran sus bellos contrastes. En Villena, bajo los arcos góticos de piedra berroqueña, en la serenidad del claustro, se baila y forma corros, interpretando las más populares danzas.

dancaes-villena
biar

Los trajes típicos muestran sus hechuras en Biar y Bañeres, y en su movimiento constante parecen arco iris infinitos. Bellísimo el traje de pastora de Ibi, premiado en certámenes internacionales y en concursos de danza.

 

'El pa beneit'

Varias poblaciones alicantinas bendicen el pan y le atribuyen facultades y virtudes curativas. La ceremonia de la bendición produce la fiesta y la fiesta deriva en procesiones y bailes, pasacalles musicales y suelta de cohetes. Pero quizá la población de mayor fama en esta fiesta sea la de Torremanzanas o La Torre. Se celebra en honor a San Gregorio y en agradecimiento por haberles librado de una plaga de langostas que asolaba sus campos.

En ella varias muchachas ataviadas a la usanza del lugar llevan al templo sobre sus cabezas el “paquemat “, olorosos panes cubiertos de polvillo azucarado, con un peso de cerca de ocho kilos y adornados de flores que han de ser bendecidos conjuntamente con el agua del santo que se contiene en frescos botijos. La gente beberá de este botijo y tomará una porción de estos panes que el párroco ha bendecido.

pa-beneit
pan-bendito

El traslado de los panes desde el Ayuntamiento a la parroquia constituye el acto mas lucido de los festejos, puesto que la ropa que usan las jóvenes en esta procesión, la “bolcá “, viene a ser como un rico muestrario de artesanía, buen gusto y colorido. Trajes que pasan de generación en generación juntamente con todos los seres que figuran en el desfile procesional.

 

Torrevieja y las habaneras.

Si las salinas torrevejenses son famosas desde tiempos anteriores a la dominación romana, el Certamen Nacional de Habaneras y Polifonía ha conseguido también una gran importancia y popularidad. Y así Torrevieja “blanca de sales y morena de soles”, como reza su eslogan turístico, se convierte por unos días en capital de la música coral de España, interpretándose en las noches estivales y en el recinto denominado Eras de la Sal, las mejores y más pegadizas canciones que hablan de amores lejanos y románticos y de olas marinas que se desmayan en las playas de Cuba o bajo las proas de las falúas torrevejenses.

habaneras

La fiesta es un espectáculo y el espectáculo se constituye en un verdadero acontecimiento artístico-musical de primera magnitud al orgullo de canción popular.