Los suspiros de Zoraima

Los suspiros de Zoraima

La leyenda “ Los suspiros de Zoraima” no es más que una de las muchas que existen, tal vez la más poética y épica.

zoraima-guadalest Era Zoraima una bellísima mora que vivía con su padre, Algar, en el pueblecillo de Alfofra. Este pueblo, se encontraba a media hora de camino de Guadalest, y en él, Algar ejercía de Cadí, esto es, juez musulmán. Sin embargo, esto no impresionó en absoluto a un altivo caballero cristiano, de la noble familia de los Guzmanes de Benidorm, quien pretendía descaradamente a Zoraima.

Pero, no nos engañemos, no es este un romance de amor verdadero. El 'romeo' no era Guzmán, quien en realidad ya estaba casado con una dama cristiana de alcurnia, como correspondía a su digna estirpe. Su interés por Zoraima, a la que consideraba una infiel, estaba desprovisto de todo contenido poético. Guzmán de Benidorm era el malo.

Un buen día pasó por Alfofra, que era un delicioso lugar, un caudillo moro al frente de un menguado ejército: una docena de hombres. Ben-Yusuf, así se llamaba el valiente guerrero, fue alojado en casa de Algar, sus hombres en otras casas del pueblo. La hospitalidad es un precepto de Mahoma. Y así fue como la bella Zoraima llegó a conocer a su verdadero galán. Era un implacable enemigo de los cristianos desde su tierna niñez, cuando Alá le reservó el triste espectáculo de ver perecer a su familia bajo las espadas cristianas. Fue horrible, nunca lo olvidaría. Y desde casi ese mismo momento combatió a los cristianos sin darse tregua. De los 5.000 hombres que tenía su ejército al comienzo de la campaña, ¡solo una docena le quedaba! A medida que hablaba Ben –Yusuf, el amor de Zoraima se hacía mas profundo.

Más y más profundo fue el odio de Ben-Yusuf por los cristianos cuando a su vez, Zoraima le contó sus desdichas, ocasionadas en su mayoría por Guzmán. ¡Ya verá ese perro cristiano! -exclamó impetuosamente Ben-Yusuf. En su primer encuentro, destrozó al ejército de Guzmán y le obligo a replegarse a la carretera. Pero el destino de Ben-Yusuf estaba escrito por Alá desde el principio; era el de morir cuando una bella mujer le diera un par de besos.

Llegaron noticias a Alfofra de que Guzmán se acercaba con su ejército. Su objetivo oficial, hacer que todos los moros que allí habitaban se bautizaran; el real, matarlos a todos y apoderarse de Zoraima. Algar, que se imaginó la verdad mandó a su hija y sus riquezas al castillo de Guadalest.

guadalest
castell-guadalest

Algar muere con la mayoría de sus hombres, sólo, Ben-Yusuf y un par de guerreros sobreviven, y se refugian en Guadalest.¡Cuál no seria la pena de Zoraima al conocer el triste destino de su padre y de su pueblo! Allí está Guzmán gritándoles, que están rodeados.

Zoraima se cobija en los brazos de Ben–Yusuf suspirando, corresponde a un momento tan dramático. Sin poderse contener besa a Ben-Yusuf. Y entonces... zaaaaaass un arcabuzazo atraviesa el corazón del guerrero, que cae con Zoraima en sus brazos.

Los suspiros de Zoraima siguen llegando a todas las montañas y rincones de la sierra de Aitana transportados por el viento.

leyenda-guadalest