Las salinas de Santa Pola

Salinas de Santa Pola

Origen.

La zona de las Salinas de Santa Pola es una extensa franja de terreno llano franqueada por las zonas emergidas del cabo de Santa Pola y de la sierra del Molar. Al principio era una amplia albufera que fue llenándose y finalmente se cerró por los acarreos del río Vinalopó. Forma parte de un conjunto de zonas pantanosas generadas por el amplio delta cónico del Vinalopó, desde las marismas de la playa del Saladar hasta el Fondó.

La gran transformación del espacio se produce entre finales del siglo XIX y principios del XX; parece ser que la explotación salinera con la consiguiente adaptación, relleno y excavación del terreno para la construcción de balsas, data de los alrededores de 1.890, siendo la primera que se instaló la del Pinet y muy inmediatamente la del Bras del Port.

El Instituto Nacional de Colonización promovió obras de saneamiento en los años 40 y 50 que afectaron al borde interno de las Salinas. Por fin, las transformaciones realizadas a partir de los años setenta con fines cinegéticos acabaron de dotar al espacio de su configuración actual.

Se trata, por lo tanto, de una zona de origen natural, que ha sufrido diversas vicisitudes y cambios de explotación a lo largo de la historia y que en la actualidad se mantiene artificialmente.

Localización.

Las Salinas de Santa Pola están situadas en el término municipal de Santa Pola, al oeste de la población y ocupando parte del límite sureste del término municipal de Elche. Ocupan una superficie aproximada de 2.470 hectáreas.

salinas-santa-pola

Clima.

Es una zona que presenta unas características climáticas de acusada aridez. Las precipitaciones no alcanzan los 300mm anuales. La temperatura media es de 18 grados centígrados con medias de 11 grados en enero y 25 grados en julio.

Comunicaciones.

Este espacio está atravesado por la carretera Alicante-Cartagena, siendo su límite noreste la carretera de Santa Pola a Elche. Está recorrido por una amplia red de caminos interiores para uso de la explotación minera.
La gradual adaptación de las aves a esta circunstancia ocasiona su fácil visualización y , en general, todo contribuye a una alta valoración de la zona.

Explotación industrial.

Comenzó a principios del siglo XX y esto ha permitido la pervivencia de este humedal que se halla protegido como Parque Natural y también incluido en la lista de Zonas Húmedas de Europa y Norte de África, y declarado como “Zona de Especial Importancia para las Aves”.

salinas-santapola